Al menos 104 palestinas y palestinos murieron y más de 700 resultaron heridos este jueves, en un ataque -se sospecha que del ejército de Israel- contra una multitud de civiles que intentaba recoger ayuda humanitaria en la ciudad de Gaza. 

Los hechos quedaron registrados en videos que fueron difundidos en redes sociales. En un primer comunicado, el Ejército israelí confesó que abrió fuego después de que se produjera una situación de peligro debido al acercamiento de decenas de personas a tropas estacionadas en el área. “Varias personas que rodeaban los camiones se acercaron a los soldados israelíes que controlaban la seguridad del paso de los camiones. La muchedumbre se acercó a las tropas de manera que supusieron una amenaza para los soldados, que respondieron abriendo fuego. El incidente está bajo investigación“, dice la nota.

Respecto a las heridas que sufrieron cientos de palestinos y palestinas, el ejército israelí sostiene que se produjeron por “pisoteos” de la multitud “violenta” que intentaba “saquear” los camiones de ayuda.

Los trabajadores de un hospital cercano, en cambio, relataron a la emisora Al Jazeera que los ciudadanos fueron alcanzados por drones, disparos y artillería cuando se abalanzaron a los camiones de ayuda humanitaria y no en el marco de una “amenaza a los soldados israelíes”, como sostiene el gobierno que lidera Benjamín Netanyahu. 

Debido a la falta de ambulancias y médicos en la zona, que hasta hoy se encontraba prácticamente aislada por la ofensiva israelí contra Hamas, que ha provocado el desplazamiento de miles de civiles, la mayoría de los heridos -que se habían acercado al lugar ante el anuncio de la llegada de ayuda humanitaria- debió ser trasladada a los centros sanitarios en carros arrastrados por burros.

El de este jueves fue el primer convoy que llegó en los últimos 30 días, después de que Naciones Unidas denunciara el empeoramiento de la hambruna de cientos de miles de palestinos desde que empezó la guerra a principios de octubre.



Fuente-Página/12