Un excomisario atacó con barreta en mano a su mecánico por haberse demorado el arreglo.

El pasado jueves en Suipacha, un excomisario atacó con una barreta a un mecánico porque no le había terminado el arreglo del auto. Se descubrió que al momento de la agresión llevaba y esgrimió arma de fuego que posteriormente fue descartada en la ruta.

Todo comenzó cuando el acusado entregó su vehículo para que lo arreglaran. Sin embargo, como este no se lo devolvieron el tiempo esperado, decidió tomar acciones extremas y destrozar varios autos cercanos con la barreta.

La víctima contó que al momento de sufrir la agresión, el excomisario llevaba consigo un revólver a la cintura. “Me dijo que si le colocara a su coche un módulo para reducir las sobrecargas eléctricas” relata Damián ,quien además explicó que luego tuvo contactos telefónicos donde le pedía que lo pasará a buscar para chequear si todo estaba bien.

Sin embargo, cuando lo trajo notaron otros problemas y es aquí donde Damián le dijo 15 días era el tiempo necesario para solucionarlos; pero fue demasiado tarde ya que al miércoles siguiente recibiendo maltratos verbales comenzaría la violenta situación filmada por testigos presenciales.

Cuando vi al acusado llegar, desde lejos me gritó “¿y flaco, me hiciste el auto?”. Le dije que no y al momento lo veo acercarse con una barreta en la mano. Seguramente tenía todo planeado: engatillar el auto, poner marcha atrás, descender del vehículo con su arma de fuego oculta bajo la cintura.

La escena fue testigo de su furia incontrolable cuando tomó la barreta para golpearlo sin compasión a él y los autos circundantes. No es ninguna sorpresa que sea este excomisario retirado; sus vecinos están aterrorizados por su temperamento violento.

Tras detenerlo por los daños y amenazas, mi denuncia se vio agravada debido al cargo anteriormente ejercido por él en las Fuerzas Armadas.

Aunque rechazó poseer un arma (al principio) hasta que apareció el video; tristemente fue encontrada posteriormente por la policía en medio de la ruta.
Me generaron muchos prejuicios personales y laborales por este incidente traumático; Me gustaría ser compensado tanto emocional como materialmente para restaurar mi seguridad física y mental.

No solo causó destrozos materiales dentro del taller; mis dos automóviles quedaron inservibles además del scanner utilizado para trabajar día a día así como varias chapas ahora necesitadas de repuestos inmediatos

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up

Usamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web. Haciendo clic en “Aceptar” das tu consetimiento para usar estas cookies. Mas información