Legisladores del oficialismo y la oposición en Bolivia empezaron a estudiar este martes un proyecto de ley para convocar a la elección popular de nuevos jueces, en un contexto de protestas contra los magistrados que vetaron la candidatura presidencial del expresidente Evo Morales para 2025. Una comisión interpartidaria se reúne a instancias del gobierno, en la sede de la vicepresidencia, para discutir el llamado a comicios para renovar los altos tribunales y tratar de desactivar así las manifestaciones de los seguidores de Morales, que ya llevan nueve días.

Las fuerzas políticas acordaron afinar una propuesta hasta el jueves, para elevarla luego al pleno del Congreso. A finales del año pasado el Tribunal Constitucional prorrogó los mandatos de las máximas autoridades judiciales, ante la falta de un acuerdo en el Congreso para llamar a elecciones a raíz de las divisiones dentro del Movimiento Al Socialismo (MAS) que domina las dos cámaras. 

Esa misma corte emitió por esos días una sentencia que inhabilitó a Morales como candidato presidencial argumentando, entre otras razones, que el exmandatario ya fue reelegido las dos veces que permite la Constitución. Molestos con el fallo, los cocaleros y demás organizaciones campesinas afines a Morales iniciaron el 22 de enero un corte de rutas para exigir la renuncia de los jueces constitucionales y el llamado a elecciones.

Los bloqueos en 36 puntos del país incomunicaron el oriente con el occidente de Bolivia, y están causando desabastecimiento de productos básicos en ciudades como La Paz. Además 32 policías resultaron heridos en enfrentamientos y 21 manifestantes fueron detenidos con explosivos. Las pérdidas superan los 500 millones de dólares, según el ministerio de Economía.

El gobierno de Bolivia instó este martes a los sectores afines a Morales a levantar los bloqueos de carreteras. “Queremos exhortar a levantar la movilización. El diálogo es la única y la mejor forma de evitar perjuicios a la salud y la economía“, dijo a los medios el viceministro de Régimen Interior, Jhonny Aguilera.

La Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia convocó a sus bases y a la población a participar de marchas masivas y pacíficas en defensa del presidente Luis Arce. El dirigente Mario Seña indicó: “No tendría que haber puntos de bloqueo sino entrar en cuarto intermedio si realmente hay un compromiso con el pueblo boliviano”.

El expresidente Morales rechazó la represión contra los manifestantes, especialmente en la ciudad de Caracollo y advirtió: “No es necesario tanta violencia cuando la solución del conflicto es sencilla, el gobierno debe viabilizar de inmediato la convocatoria a elecciones judiciales y la cesación de funciones de los magistrados prorrogados”.



Fuente-Página/12